martes, 25 de septiembre de 2007

PARAMOS

Los páramos son formaciones vegetales abiertas, sin elementos arbóreos que puedan conformar un dosel. Estas unidades ecológicas están caracterizadas por pajonales de gramíneas, arbustillos enanos y plantas arrosetadas. Se extienden desde el límite superior del bosque alto andino, hasta el límite inferior de los glaciares. En las cordilleras Central y Occidental, el límite inferior del páramo se encuentra entre 3.800 y 3.900 metros; en la Cordillera Oriental se halla un poco más bajo, entre 3.650 y 3.700 metros y en la Sierra Nevada de Santa Marta se encuentra vegetación de páramo desde 3.100 metros. Algunos elementos vegetales característicos de estos ecosistemas son Calamagrostis effusa, Calamagrostis recta, y frailejones de los géneros Espeletia. El páramo es un sistema ecológico clave en la regulación de los ciclos hídricos pues gracias a su constitución vegetal es capaz de retener en sus suelos hidromórficos grandes volúmenes de agua y controlar su flujo hacia las cuencas hidrográficas